5.20.2009

Somos Esclavos - Un Pensamiento

"Me parece que la naturaleza de la revolución definitiva
a la cual nos enfrentamos es precisamente esta:
Que estamos en proceso de desarrollo de toda una serie
de técnicas que posibilitarán a la oligarquía controladora
(la cual siempre ha existido y presumiblemente siempre lo hará)
hacer que la gente ame su servidumbre."
-- Aldous Huxley (1962, charla en Berkeley)

http://blogs.nashvillescene.com/pitw/slavery.jpg
Primero necesitamos reconocer que de alguna manera esto es lo que somos: sirvientes. Es duro y genera rechazo casi instintivamente. Pero si damos un paso atrás y miramos el panorama casi como si fuésemos observadores ajenos, veremos que esto es lo que somos.
Al hablar de servidumbre se invoca la Libertad. Concepto, este último, mal entendido en la vida de hoy. Porque la libertad no es poder escoger de entre mil artículos de consumo, ni siquiera hay libertad a la hora de escoger estudios universitarios! Y ya no digamos que somos libres a la hora de informarnos... especialmente si el vox populi recibe su instrucción desde la televisión.
La libertad, para los seres humanos, se refiere al acto creativo. Me explico con una analogía: tienes un animal en una jaula. En la jaula este animal se mueve, come, duerme, etc. Un dia lo dejas en libertad y qué hace? Pues hace lo mismo: se mueve, come, duerme igual que antes, con mayor o menor éxito, pero no hace nada distinto; como, por ejemplo, construirse una jaula ni nada. No tiene intención de nada más que no le dicte el instinto, ni dentro, ni fuera de la jaula. Los seres humanos queremos hacer cosas, a veces incluso sin ninguna utilidad aparente! Así somos. Parece casi una necesidad instintiva. Es posible que tenga que ver con nuestro cerebro: de todos los seres con cerebro en este planeta, el humano es el único que se proyecta hacia el futuro, pero también además hacia el pasado. Por esto podemos añadir saber encima de más saber; como lo que hizo Einstein sobre lo que había logrado Benjamin Franklin. Gracias a esta comprensión del tiempo somos capaces de mirar atrás y entender esa visión abstracta que tuvo Franklin sobre la electricidad y cómo esto contribuyó tanto a la relatividad de Einstein. Por lo que se vé no solo queremos hacer cosas, también queremos aprender, para así seguir creando más cosas. (Entended por cosas ideas abstractas que antes no existían, nada más). Sólo nosotros podemos entender cómo los eventos del pasado se aplican ahora y cómo nuestras acciones de hoy incidirán en el futuro.
Entonces un ser humano libre se definiría como alguien libre de aprender a hacer cosas en el tiempo. Suena bastante ajustado, no les parece?
Con respecto al aprender hay que decir lo siguiente. El sistema educativo de hoy no educa, forma seres altamente adaptados a un sistema rígido de vida a través del consumo. Niños de 7 años incorporan en sus dibujos los logos de las principales marcas. Pensad en ello un poco, y veréis cómo a través del bombardeo publicitario, se limitan las opciones desde muy temprana edad y se consigue. Pero tal vez lo peor del actual sistema educativo es el formateo al unísono del orgullo patríotico, independientemente de que parte del planeta se és, es en la escuela dónde se crea la identidad patria. Cómo es posible que esto suceda de (aparentemente) forma separada e independiente en cada país del mundo? Pensad: son todos los países del mundo educando a sus niños para que piensen que ellos no son como tus hijos! De un solo golpe y a una misma edad nos convertimos todos en enemigos de todos. Es importante reconocer el miedo al otro como una importante herramienta de control ya que el miedo nos paraliza, así les dejamos tomar las decisiones a ellos. Es en la escuela donde dan forma a ese ser patríotico, miedoso del otro, listo para el consumo de mente homogeneizada. Una cosa que no le enseñarán nunca a nadie en la escuela es a cuestionar ese sistema para el cual nos adaptan. De hecho en casi todas las legislaciones del mundo (notable excepción la de USA!) la sedición se castiga con la pena de muerte. Somos tan libres que no podemos bajo ningún aspecto (nos va la vida en ello) cuestionar el sistema, llamadlo democracia, socialismo, república, dictadura, estado de derecho, etc.
Todavía creéis que somos libres?
No solo digo que todavía lo creéis, sino que además algunos llegarían a defender el actual sistema con la vida misma. Por qué? Por qué alguien quiere ser esclavo? Por ideas programadas desde la infancia con respecto a temas como la seguridad, la importancia de lo material, la suerte, el ego, la competencia y, claro está, el miedo. Respondiendo honestamente a la pregunta 'Por qué hago lo que hago?' nos debería dar una visión más exacta de cuán programados estamos. Es una tarea encontrar una respuesta que no suene como un jingle o como un cliché de una sit-com. Si las respuestas nos vienen dadas, cuánto de nosotros hay detrás de nuestras acciones? Tiene que haber muy poco, porque incluso mucho de lo que hacemos es perjudicial para nosotros mismos. Pero si la prioridad es el sistema y no nuestro bienestar, entendemos por qué no nos enseñan a cuestionarlo.
Tal vez lo más difícil sea darse cuenta.
Puede que nos sirva de ayuda pensar cómo puede ser un hombre libre. Qué hace alguien que es libre de aprender a hacer cosas en el tiempo? Pues el telar, la imprenta, el avión, y hasta las grapas para papel. Y eso son sólo artilugios prácticos, porque también está toda la producción artística sin ninguna utilidad aparente. El hombre libre crea. Es casi como si estuviera hecho para ello; su función. Por desgracia, nuestra capacidad creativa tiene su climax alrededor de los 4 años de edad. La proporción de creatividad vs. lo-que-sabemos-del-mundo comienza a disminuir después de los 4-5 años de edad. A esta edad nos escolarizan a todos en todos lados. Podemos decir que una de las principales metas del sistema educativo es cohibir el proceso creativo. Y si esto se hace durante 10-15 años puedes casi garantizar que todo el potencial creativo del individuo se malgastará en alguna de las tediosas tareas repetitivas que abundan en el mundo laboral.
Cuando comienzas a darte cuenta de que de una manera muy real y tangible eres un esclavo, se ve el peso que tiene el sistema educativo en tu servidumbre. La escuela es parte inexorable del sistema globalizante de hoy. Es en la escuela donde se perpetuan las eternas polaridades: mujer vs. hombre; rico vs. pobre; blanco vs. negro; mi pueblo vs. tu pueblo; guapo vs. feo; etc. Y todo bajo el sano(!) auspicio del Competir. Desde cualquier óptica el competir genera perdedores. En el sistema piramidal que impera en el planeta, el competir por los recursos es uno de los principales males al cual nos enfrentamos como especie planetaria. Los que se quedan sin recursos, sin mencionar los razonamientos morales para querer dejar a alguien sin recursos; se convierten de manera automática en una carga para ese mismo sistema. Si los recursos fuesen administrados de una manera eficiente (y sin ánimo de lucro, por supuesto, ya que los recursos que importan son los que responden a necesidades básicas) todos y cada uno de los que habitamos el planeta podríamos ser abastecidos ahora mismo de energía limpia gratis y con las tecnologías actualmente disponibles: energía solar, energía eólica, energía de las olas, energía de las mareas y energía geotérmica (la más potente y abundante!). Librarnos del control corporativo sobre la energía sería un gran paso hacia la verdadera libertad ya que esto afecta también a nuestra movilidad. Energía libre y limpia también para vehículos personales! Pero no, ellos compiten por quedarse con recursos que después compraremos algunos, porque los perdedores ni siquiera tendrán posibilidad de compra. Si yo tengo más aquí, alguien tiene que tener menos allá. Y así seguimos compitiendo, quitando, generando desequilibrio y perpetuando las diferencias, sobre todo rico vs. pobre. Compitiendo por intercambiar nuestro tiempo por papel moneda: el gran instrumento de control de todo el planeta.
Ahora sí que vemos cómo somos controlados, no?
El sistema monetario por el cual se rigen todos los estados del planeta, independientemente de su nivel democrático (república, dictadura, reino, estado de derecho, etc.) es el mismo. En este sistema siempre existe una deuda, una deuda primordial: la que contrae el gobierno al pedir al banco central (en las más de las veces es una entidad absolutamente privada!) la impresión de una cantidad determinada de papel moneda a cambio de bonos del estado...con intereses! En el momento exacto que ese papel moneda entra en circulación, lo hace con deuda: los intereses. Cada euro-dolar que se genera es un euro-dolar con deuda. Y esta deuda se paga: se llaman impuestos. Y estos los pagamos todos, directa o indirectamente. Es un sistema creado especifícamente para que esa deuda sea pagada constantemente, atando así las últimas cadenas sobre cualquier indicio de libertad: siempre, mientras vivas, usarás dinero.
Somos esclavos.
En la escuela suprimen la creatividad para después aceptar el sistema en el que vivimos como única opción de vida, machacándonos todo el tiempo que ser libres es que nos guste conducir.
Primero, hay que darse cuenta. Y después comienzan las preguntas.

-- I N P h o b e

No comments: